La otra mirada de Rembrandt y Vermeer

Estudio de Rembrandt. Rembrandt, Alexander Korda, 1936

Una mirada sobre Alexander Korda y su película de 1936

Cuando pensamos en Rembrandt, artista holandés del XVII, no solemos pensar en cine. Todo lo contrario, ocurre con el pintor de Delft por excelencia: Vermeer. “La Joven de la Perla”, película que lanzó al estrellato a Scarlett Johannson, se encuentra en el imaginario colectivo debido a su cercanía cronológica. Aparte de los pormenores del contexto histórico, lo que nos interesa es cómo refleja esta película algo tan curioso como son los pigmentos o la técnica.

La película de Korda es bastante veraz en cuanto a sucesos, aunque impone dramatismo en exceso. Comienza con la muerte de su mujer Saskia que fallece poco antes de presentar su “Ronda de Noche” (1942) obra que fue rechazada por un cambio en los gustos estilísticos locales, más cercanos al colorido brillante tipo van Dyck. Afligido por este pormenor, se refugia en la pintura y en Geertje Dickx. Cesan los encargos, siendo el detonante de un aumento de su producción pictórica en el género del autorretrato. El artista, empezará una relación con Hendrickje Stoffels, con la que no se podrá casar por las claúsulas prematrimoniales con Saskia, tal y como se refleja en la película. Por envidia, Geertje los denuncia. Es entonces cuando sucumbe a las deudas y le despojan de sus propiedades, teniéndose que desplazar a Rozengracht, unos suburbios de la periferia de la ciudad, que equivocadamente aparece como una idílica casita campestre. Titus (su hijo) y Hendrickje montan una tienda para ayudarle a saldar sus deudas, aunque tampoco se clarifica, si fue realmente para rehuir ciertos deberes fiscales.

De la época, muestra el período de abundancia que se vivía en las Provincias Unidas, pero no trata el período de crisis que ya se empezó a dar antes de la muerte de Rembrandt. Más fidedigna es la representación de la ciudad, intrincada y con canales, la casa estructurada de forma compleja en varios desniveles y abundantes escaleras. No tan fiel será con los suelos, que no eran tan complejos; y con los armarios, siguiendo la tendencia barroquizante, como también se hacía en los cuadros de interiores de la época. En cambio, sí respeta las vestimentas y la actitud de la mujer, como encargada de la casa y responsable del bienestar de la familia.

Los pigmentos en “Rembrandt”

Korda, ya en la primera escena nos presenta  los pigmentos, siendo una en las que más se habla. No es muy acertado en muchos de los casos. Explicaremos porqué:

BRONCE­: puede referirse a los pigmentos ‘brillo de perla’, dentro de los llamados pigmentos de efecto: sirven para quebrar la luz que incide en ellos provocando una sensación irisada. Son polvos de este metal. Puede referirse al dorado de bronce que recuerda a esa luz dorada de Rembrandt y a su gusto por el oro en joyas y demás, pero no está probado su uso en el pintor que nos ocupa.

DORADO: como tal no existe, existe un ocre dorado que sirve para dar realces.

OCRE: puede estar pidiendo desde ocre rojizo, a ocre amarillo… No especifica en la película cuál de ellos es.

AMARILLO: sólo puede ser amarillo de plomo por el tono. Hay estudios que hablan del uso de este pigmento en el Festín de Baltasar[1] en los caracteres pintados por Dios.

VERDE: el tierra verde,  es el más plausible de todos, ya que era muy utilizado en Italia (se ponía debajo de las carnaciones para conseguir matices ópticos diferenciados) teniendo en cuenta que Rembrandt es el que posee la educación más italiana de todos, se podría entender su utilización. Un dato más a tener en cuenta a favor del tierra verde  es que si se refiere a la llamada tierra verde calcinada, adquiere con el uso tonalidades que van de parduscas hasta rojizas, asimilándose sus características técnico-pictóricas a los ocres[2] ( parecido a la paleta de Rembrandt de rojos, parduscos y ocres).

ULTRAMARINO: sabemos que los pintores holandeses del XVII lo utilizaban a pesar de su carácter costoso (tenía más valor que el oro). Procedía del lapislázuli o lazurita.

AZUL COBALTO: no existe en la época de Rembrandt. Es imposible ya que aparece en 1802.

BERMELLÓN: otro pigmento utilizado por los holandeses del XVII.

AZUL NUEVO TRAÍDO DE FRANCIA: el único posible no existe en la época de Rembrandt, el llamado Azul de Prusia, también  llamado Azul de París. Es de 1704. Hay un error en la cronología en el guión, ya que cuando se supone que va a la tienda es en el año 1642, año en que hace la ‘Ronda de noche’.

PALETAS INGLESAS: no sabemos a qué se refiere exactamente el tendero, pero sabemos que Rembrandt utilizaba la oval.

Más adelante, en la escena siguiente en la que tienen que vestir a Saskia para que la pinte Rembrandt habla del púrpura (‘flores púrpura’), el propio Rembrandt también lo menciona en la escena de la taberna (‘un manto de púrpura sobre sus hombros y se convierte en la reina de Saba; e incluso en la escena que quiere pintar al mendigo y a su hijo como ‘Saúl y David’ (1655-60),  dice: ‘trae el brocado y el manto de púrpura’.

PÚRPURA: es el llamado púrpura de Tiria, utilizado por Rembrandt en los ropajes para los retratos historiados. El púrpura de Tiria era un pigmento muy claro ya que se extraía del múrice, un molusco, por lo tanto era muy costosa su extracción. Por ello los ropajes con este tipo de pigmento lo llevaban reyes y aristócratas solamente. El uso de este pigmento junto con el ultramarino, nos habla de la época dorada de Rembrandt.

Estos son los pigmentos mencionados en la película, pero sabemos que los pintores holandeses del XVII gustaban de utilizar también los siguientes: negro de hueso calcinado, albayalde, tierra roja, carmín, sombra de Venecia y amarillo de Nápoles.

También se utilizaba mucho el aparejo a la Creta en el XVII. Según el gusto del pintor, la imprimación se daba coloreada: Rubens, por ejemplo, le daba un gris perlado, en cambio Rembrandt le otorgaba un tono más cálido, un ocre. Es conocido que en Holanda se había desarrollado una industria de compra-venta de soportes. Durante este siglo se hacía en camilla y sujetado con colgaduras en vez de la sujeción con clavos y refuerzo con cuñas. Rembrandt compraba los lienzos ya montados en el bastidor, y los modificaba en el taller.

De una manera muy fugaz observamos la labor como grabador – muy prolífico por cierto— de Rembrandt. Se ve en la escena en la que le reprocha Geerte Dickx a Hendrikje por su relación con el pintor: un tórculo de la máquina de estampación, que Rembrandt tuvo realmente en su casa (en la habitación anterior a la antecámara[3]), aunque representada en la película con bastantes libertades de cómo era realmente la habitación; Lo mismo pasa con su taller en el que se han tomado bastantes libertades: no tenía escalones, ni tenía los techos tan altos… Pero sí se refleja muy bien esos objetos que tenía Rembrandt, esos atuendos con los que recreaba sus cuadros historiados. Tanta molestia se han tomado en su representación que se ve una escena en la que el mendigo se emociona y aparece tal cual se ve en ‘Saúl y David’.

Es un fiel reflejo la película de ‘Rembrandt’ de lo que le ocurrió a partir de la ‘Ronda de Noche’ en 1642, cayó en desgracia porque se había impuesto el modo de pintar de la ‘Escuela de Delft’, y él no quería cambiar su técnica claroscurista. No pintaba como bien dice en la película: ‘como Dios manda’, con el gusto de la época: se había aclarado la paleta y había un estudio del espacio que bien recogió después Vermeer.

Como vemos, hay mucho más que ver en las películas. No nos debemos creer todo lo que nos entra por los ojos.

Extracto de: FRANGANILLO, L. “Pigmentos y técnica” en ESCUDERO, A., FRANGANILLO, L., JIMÉNEZ, A. y PEÑA, A. Análisis de Rembrandt y La Joven de la Perla. “Nuevas estrategias en la docencia de Historia del Arte dentro del EESS. Implantación de metodologías activas. El aprendizaje cooperativo”. Innovación docente. USAL. 2010

[1] Webexhibits (www.webexhibits.org)

[2] Los materiales de pintura y su empleo en el arte, Max Doerner. Editorial Reverté.

[3]Rembrandthuis (www.rembrandthuis.nl)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s